Qué nos dice el color de dientes de los niños

que nos dice el color de los dientes de los niños

Qué nos dice el color de dientes de los niños

Cuando hablamos de la coloración de los dientes hay que distinguir entre dos tipos de situaciones: cuando la variación del color se debe a que sobre la superficie del diente se ha adherido algún tipo de sustancia (alteraciones extrínsecas), y aquellas en las que está afectada la estructura interna del diente (alteraciones intrínsecas).

El odontopediatra es la persona adecuada para realizar el correcto diagnóstico y tratamiento. Y el encargado de valorar las causas de este cambio en la coloración dental.

Principales causas de dientes amarillos en niños

Placa y sarro:

La principal causa, y también la más común, de dientes de color amarillento en los niños es la acumulación de placa. Muchos niños no son capaces de cepillarse correctamente los dientes, lo que provoca la acumulación de placa en la superficie del diente. Esta se forma a partir de los productos de desecho de las bacterias, que metabolizan lo que comemos y lo transforman en placa y sarro. La placa tiene un color amarillento, y tiende a localizarse en la cara externa e interna de los dientes. Una limpieza dental, y unas correctas instrucciones de higiene oral domiciliar a padres y niños suelen ser suficiente para corregir el problema.

Comidas y bebidas erosivas:

El consumo de ciertos tipos de comidas y bebidas puede también causar dientes amarillos en niños. Sustancias muy cítricas, o bebidas efervescentes que contienen sustancias abrasivas para la dentadura, y que inevitablemente causas la erosión del esmalte, tienen como consecuencia la pigmentación amarillenta de los dientes.

Aparatos de ortodoncia:

A veces, los niños tienen dificultad para mantener una buena higiene oral cuando llevan ortodoncia, lo que puede causar las pigmentaciones amarillentas en los dientes de los más pequeños. Es fundamental que el odontólogo instruya al niño y a los padres sobre las técnicas correctas de cepillado cuando se tiene un aparato de ortodoncia, lo que suele solucionar el problema de forma muy eficaz.

Fluorosis:

En otras ocasiones, hay una patología que afecta a los dientes y que recibe el nombre de fluorosis. Esta patología puede causar manchas que podrán ser tanto blancas como amarillas o, incluso, marrones en la superficie del diente. Su principal causa se debe a la exposición elevada de dosis de flúor o viceversa, es decir, debido a la carencia de este elemento químico.

Enfermedades hereditarias:

Hay también algunas patologías que afectan a la dentina y el esmalte, y que pueden ser la causa de la coloración amarilla de los dientes. A veces, estas patologías pueden contraerse durante el período de embarazo, por lo que es recomendable hacer un seguimiento del mismo.

Traumatismos:

Así mismo, un trauma dental puede ser la causa de los dientes amarillos en niños, que, a su vez, puede evolucionar en un oscurecimiento de los mismos debido a la necrosis pulpar.

Caries:

Las lesiones por caries comienzan como una mancha blanquecina (descalcificación) que poco a poco se transforma en amarillenta-oscura y posteriormente aparece una una concavidad. Es bueno recordar que se debe tratar con igual importancia una caries en un diente de leche (que no esté muy próximo a caerse), que las que aparecen en dientes definitivos.

Medicamentos:

Hay algunos medicamentos como los antibióticos, o algunos enjuagues, que pueden teñir de amarillo los dientes. En este caso, se aconseja no utilizar durante algún tiempo estos medicamentos, siempre bajo prescripción médica.