Mordida abierta: Más que un problema de estética, es un problema de salud.

MORDIDA ABIERTA

Mordida abierta: Más que un problema de estética, es un problema de salud.

Definimos como mordida abierta cuando el paciente no puede cerrar completamente la boca porque no existe contacto entre los dientes de la arcada superior con los de la arcada inferior, creando un espacio entre ellos.

Esta condición significa un gran problema para el paciente, no solo a nivel estético y de autoestima sino también de salud. Las personas que padecen esta condición, pueden sufrir: alteraciones en el habla, dificultad para masticar, problemas respiratorios (afecciones de garganta o riesgo de apnea obstructiva de sueños). Además de poder originar trastornos en la articulación temporomandibular (problema que afectan las articulaciones y músculos de la masticación)

  • Anterior: Cuando no existe solapamiento entre los dientes frontales opuestos.
  • Posterior: Cuando no existe un espacio entre los dientes posteriores opuestos.
  • Sobremordida incompleta: Los dientes frontales inferiores no tocan con los dientes frontales superiores o con los tejidos blandos interiores de la boca.

La causa común, deriva de malos hábitos infantiles tales como: succión del pulgar, uso prolongado del chupete, empujar los dientes con la lengua o respirar por la boca en vez de por la nariz. No obstante, un porcentaje de los casos también pueden ser consecuencia de problemas genéticos.

Se recomienda que la primera visita a un ortodoncista sea durante la fase de desarrollo del niño, pues es la mejor etapa para diagnosticar y corregir el problema.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.