Halitosis, una patología que afecta tu vida social.

Múltiples estudios confirman que el 90% de los casos por mal aliento, son producidos a causa de problemas en la cavidad bucal. Su aparición se debe principalmente a la presencia de compuestos sulfurados volátiles en el aire que, luego son expulsados por la boca. Siendo más intenso durante las mañanas, al levantarse.

Un problema social…

Estudios revelan que el mal aliento es la patología bucal que menos tolera las mujeres. Mientras que su contraparte, a pesar que considera que es un factor importante, en su mayoría coinciden que la falta de una pieza dental es algo a lo que hay que ponerle más atención.

¿Por qué se produce?

Para responder a esta pregunta es necesario establecer que existen dos tipos de halitosis.

  • Halitosis oral: Es producida por la descomposición bacteriana debida a la acumulación de placa dental en la lengua y entre las piezas dentales. También puede ser causada por patologías periodontales como la gingivitis o periodontitis. Además factores como la xerostomía (sequedad bucal) pueden ocasionar mal olor pues la saliva favorece la disminución del mal aliento. La disminución en su producción, puede ser causada  como efecto secundario de algunos medicamentos, por patologías fisiológicas durante el sueño, el embarazo, el cielo menstrual y el estrés. Por esta razón, en las mañanas somos más susceptibles de sufrir mal aliento, pues durante la noche el flujo salivar disminuye. Sin embargo existen otros factores como las dietas, en especial cuando se realizan períodos de ayuno o dietas hipocalóricas, ya que esto ayuda a favorecer el mal aliento. También el consumo de cierto tipo de alimentos como la cebolla o el ajo y/o el consumo de alcohol.
  • Halitosis extraoral: Es ocasionada por patologías sistémicas como cáncer o diabetes, problemas hepáticos o en el tracto respiratorio.

¿Cómo se puede tratar?

La mejor forma de evitar el trastorno de la halitosis, es previniéndolo y esto se logra al tener buenos hábitos de higiene bucal.

GENIOVA te recomienda…

Cepillarse mínimo tres veces al día o a final de cada comida, y convertir la limpieza interdental en tu mejor amigo. Si piensas que esto es una exageración te recomendamos que leas lo que pasaría si te dejaras de lavar los dientes.Además de visitar periódicamente a tu dentista. Pues en caso de halitosis, solo un profesional en la materia podrá identificar la causa.